Las dificultades que puedes encontrar al exportar paquetes a Suiza

19 septiembre, 2017
17_ES_switzerland_campaign.jpg

Suiza puede ser un país pequeño pero está por encima de la media cuando a potencial en e-commerce se refiere. Es un mercado muy internacional, separado de la Unión Europea y a la vez muy relacionado, y tiene una reputación de ser un país perfecto para hacer negocios. Dado los altos niveles de riqueza por adulto, así como el gran número de compradores online y su posición geográfica, Suiza ofrece un abanico muy amplio de oportunidades para las empresas británicas que buscan alcanzar un nuevo mercado. La gestión minuciosa de la logística y sus ventas, puede permitir a una marca asegurar su presencia en Suiza sin que ninguno de estos obstáculos comunes le afecten.

Problema: idioma

Aunque se habla inglés en toda Suiza, no es el idioma oficial en el que los exportadores británicos puedan comunicarse con clientes suizos.El alemán, italiano o francés deben ser utilizados.También hay un requisito para que algunos de los bienes en exportación incluyan explicaciones apropiadas localmente, por ejemplo, los productos electrónicos deben tener manuales en un idioma el cual el cliente local pueda entender.

Solución: Es posible que se necesite incluir documentos como manuales además de la información de entrega, en alemán, italiano y francés.

Problema: declaraciones de valor en aduana

Es fácil pasar por alto la información aduanera que se requiere para la exportación de paquetes a Suiza, pero es crucial no hacerlo. Por ejemplo, si una entrega se envía a un cliente en Suiza, pero la caja no muestra el valor del artículo - y no hay factura para dar esta información dentro de la caja - entonces se debe completar un proceso para establecer el valor del mismo. Esto implica la radiografía y el desembalaje de la caja y el interrogatorio al cliente, lo que podría retrasar la entrega más de dos días. También puede aumentar la cantidad a pagar por parte de su cliente, ya que la aclaración de valor puede suponer un cargo de CHF 13.

Solución: asegúrese de completar todo el papeleo necesario.

Problema: artículos restringidos

No son sólo los artículos más obvios como - armas, municiones y productos de animal, por ejemplo- los que están restringidos. Si el bien exportado son plantas o productos terapéuticos también puede encontrar restricciones en el camino.

Solución: consulte con la Administración de Aduanas Suiza antes de enviar cualquier bien de exportación del que no esté seguro.

Problema: devoluciones

Los consumidores suizos de e-commerce generan una alta tasa de devoluciones - en el mercado de la moda, por ejemplo, las tasas pueden ser de hasta un 40%.

Solución: siempre y cuando los artículos no hayan sido alterados por el cliente, el vendedor puede reclamar todos los aranceles pagados por sus bienes una vez han sido re-exportados fuera del país. Los consumidores suizos no esperan necesariamente devoluciones gratuitas, ya que no existe un derecho legal para devoluciones en Suiza. Por lo tanto, el coste de las devoluciones se puede, al menos parcialmente, cargar al cliente.

Problema: mala logística en general

En cualquier servicio internacional de bienes si el sistema logístico, una vez el producto ha pasado el control aduanero, no es el adecuado puede afectar gravemente a su marca.

Solución: Elección de un socio logístico de confianza, capaz de ofrecer un servicio con características que se puedan adaptar a las necesidades del cliente, como seguimiento internacional, amplia gama de opciones de entrega, seguros y notificaciones por correo electrónico gratuito.

Si deseas más información entra en nuestra página dedicada a ofrecerte soluciones de e-commerce para el mercado suizo: https://solucionesparaecommerce.es/